Radio Antena Joven
Antena Joven
Nosotros
Novedades Musica
Noticias de música
Notas de salud
Privacidad / Legal
Contacto
"El conocimiento llega, pero la sabiduría perdura"
- Lord Tennyson
La fatiga de decisión te quita la energía para hacer elecciones razonadas. Así la puedes recuperar

(CNN) --  ¿Quiero hacer ejercicio hoy? ¿Debo ir al gimnasio? ¿Debo ir a una clase? ¿Tengo tiempo para hacer ejercicio? Hace más de un año, lo que parecía una simple decisión para Renée Fishman se convirtió en una abrumadora serie de preguntas.

"Me surgieron todas estas preguntas. Y antes de darme cuenta, ya no tenía tiempo para hacer ejercicio", dice Fishman, residente de Nueva York.

Según Eva Krockow, profesora de la Universidad de Leicester, Reino Unido, el cerebro toma más de 35.000 decisiones al día, ya sea preparando el desayuno o decidiendo qué ropa ponerse por la mañana. Por la noche, estás agotado, pero no sabes por qué.

Lo más probable es que esté experimentando fatiga de decisión.

La fatiga de decisión se produce cuando uno se siente abrumado al enfrentarse a las decisiones, independientemente de lo grandes o pequeñas que sean, dijo Lynn Bufka, directora ejecutiva asociada de investigación práctica y política de la Asociación Estadounidense de Psicología.

"No creo que muchos de nosotros hayamos pensado necesariamente en el esfuerzo que hay detrás de pensar y estar en el mundo, pero la pandemia quizás nos ha impulsado a hacerlo porque hemos tenido que incorporar mucha información nueva en constante cambio", dijo.

En los últimos dos años, se ha dicho a la gente que no necesita usar mascarillas, luego que sí necesita usarlas y, más tarde, qué tipos de mascarillas son las mejores, es mucho a lo que hay que seguir el paso, dijo Bufka.

"Tratar de conciliar todo eso requiere un esfuerzo considerable, lo que dificulta la toma de otro tipo de decisiones", explica.

Cuando se experimenta fatiga en la toma de decisiones, esto puede perjudicar el juicio y animar a tomar una decisión apresurada o a evitar la toma de decisiones por completo, dijo Grant Pignatiello, instructor y becario de investigación clínica KL2 en la Universidad Case Western Reserve de Cleveland.

"Lo que a la gente le preocupa es que vaya a tomar decisiones de las que acabe arrepintiéndose simplemente porque no pensó bien todas las opciones y eligió impulsivamente, o porque eligió la opción por defecto", dijo.

Científicos detectan que el estrés puede cambiar tu cerebro 0:46

¿Tienes fatiga de decisión?

La fatiga de decisión puede ser difícil de detectar porque se acumula con el tiempo, pero hay algunas señales de advertencia, dijo Bufka.

Si te sientes más irritable y te cuesta enfrentarte a ciertas situaciones que normalmente no te costarían, puede que estés experimentando fatiga de decisión, dijo.

Además, podrías tener problemas para procesar la información entrante, como las notificaciones del teléfono o las últimas noticias, dijo Bufka.

También es posible que te lamentes por decisiones que normalmente no pensarías dos veces, dijo Pignatiello.

"Si te sientes más abrumado emocionalmente o agobiado por la vida, eso podría ser una señal de que tus recursos internos están agotados, y podrías tener un mayor riesgo (de fatiga de decisión) como resultado de ello", dijo.

La automatización es la respuesta

Una de las mejores maneras de reducir la fatiga de decisión es automatizar el número de elecciones que se hacen cada día, afirma Pignatiello.

Hay una razón por la que algunos CEO de tecnología usan el mismo tipo de ropa todos los días, dijo.

"Cuando se toman muchas decisiones al día que afectan a muchísimas personas, uno quiere asegurarse de que tiene todos los recursos disponibles para tomar esas decisiones", dijo Pignatiello.

Así es como Fishman eliminó su sesión matutina de preguntas. En lugar de contemplar si va a hacer ejercicio o no, ya sabe que va a ir al gimnasio después de levantarse por la mañana.

"Llevo más de un año haciendo esto y no me he perdido ningún entrenamiento", dice Fishman.

Esta estrategia puede aplicarse a otras áreas de la vida, como la hora de la comida, dijo Bufka.

"Si tienes un desayuno que sabes que te gusta, es nutritivo y satisface tus necesidades básicas, quédate con él", dijo.

Divide y vencerás

Otra estrategia es intentar anticiparse a los momentos de mayor carga emocional y cognitiva para reducir el número de decisiones que hay que tomar durante ese tiempo, dijo Bufka.

Toma las decisiones que puedas con anticipación o asígnalas a otra persona, explicó.

Si vives con otra persona, divide algunas de las responsabilidades de toma de
decisiones para que no tengas que pensar en ciertas tareas, lo que reduce la carga de tu cerebro, dijo Bufka.

Y recuerda ser paciente: adopta estas medidas gradualmente para reducir la fatiga en la toma de decisiones, paso a paso.

Scroll to Top